Top Menu

lunes, 18 de julio de 2016

Mitos del Ciclismo (3) / José Manuel Fuente: "El Tarangu"



Hoy 18 de julio de 2016 conmemoramos varias efemérides y cumpleaños ilustres y redondos. Aquí recordamos hoy que se cumplen veinte años del fallecimiento de uno de los más grandes escaladores de la historia del ciclismo. En su breve carrera profesional consiguió hacerse un hueco importante en una época de grandes figuras capitaneadas por Eddy Merckx y dejó un recuerdo imborrable entre los aficionados que vivieron sus gestas en la carretera. No volvieron a verse en las principales cuestas de las grandes vueltas ataques como los suyos hasta que otros mitos infortunados como Marco Pantani o José María “Chava” Jiménez las llevaron a cabo. Se trata por supuesto de José Manuel Fuente.

José Manuel Fuente Lavandera nació en Limanes (Siero), pueblo cercano a Oviedo el 30 de septiembre de 1945. Conocido por el sobrenombre familiar “Tarangu”, inició su carrera profesional en 1969 en el equipo “Pepsi-Cola” y al año siguiente conseguiría sus primeras victorias en las filas del Karpy. La primera gran victoria de Fuente tuvo lugar en Montjuich, en la última etapa de la L Vuelta a Cataluña. Antes había destacado en la Vuelta a España’70 como mejor neoprofesional finalizando 16º a 5’23’’ del ganador Luis Ocaña. Éstas credenciales y sus primeras demostraciones de singular arrojo en la carretera le abrieron las puertas del KAS, equipo señero del pelotón español de la época.

Uno de sus primeros titulares (Montjuich 1970)
En las filas del equipo vasco alcanzaría sus mayores cotas como ciclista pero la relación Fuente-KAS no fue fácil y tuvo varios altibajos. De vez en cuando se criticaba el rol de Fuente en el equipo y se ponía en solfa su liderazgo frente a ciclistas autóctonos como Miguel Mari Lasa o Domingo Perurena. Su condición de individualista en los albores de las grandes tácticas de equipo tampoco jugaba a su favor. Al final solía imponerse la tozuda realidad en la carretera. A lo largo de su periplo en el KAS El Tarangu silenció varias veces las críticas con sus victorias.

Su gran afabilidad, timidez y sentido del humor en la vida cotidiana contrastaban con su imagen como ciclista. Deportista de semblante serio, demostraba fuerte carácter tanto en la carretera como en sus declaraciones a la prensa. Cuando se notaba en forma pecaba en ocasiones de fanfarrón diciendo que iba a atacar y nadie le podría seguir. Y muchas veces su “largada” se cumplía. Fumador confeso, inconformista y a veces díscolo ante la disciplina de grupo, tuvo dos características como ciclista que le hicieron célebre. Dos caras de la misma moneda: Sus feroces ataques (incluso en etapas llanas que a priori no le eran propicias) y sus famosos desfallecimientos o “pájaras” que siempre pagaba muy caros en la clasificación general.

Fuente y KAS, relación turbulenta (Fuente, cuarto por la derecha)

En 1971, tras una discreta participación en la Vuelta a España conoció la que sería su gran vuelta fetiche: el Giro de Italia. Sin opciones (aún) en la general, se alzó con la victoria en la décima etapa con final en Pian del Falco de Sestola y con el primero de sus cuatro títulos de mejor escalador de la “corsa rosa”, hito que repetiría en todas sus apariciones en el Giro. Sin apenas tiempo para desenfundarse el maillot debutó en el Tour de Francia. En aquella edición de 1971 sería espectador privilegiado del duelo Merckx-Ocaña y de la caída de éste en la bajada de Menté camino de Luchon, donde El Tarangu ganaría su primera etapa en la ronda gala. Repetiría al día siguiente en Superbagnères.

Merckx-Fuente: empieza el duelo en el Giro
En 1972 llegaría su consolidación como figura del ciclismo nacional e internacional gracias a sus éxitos en Vuelta y Giro. En la Vuelta a España de aquel año el KAS era el gran equipo dominador con un poderoso trío al frente: Miguel Mari Lasa, Domingo Perurena y el propio Fuente. Lasa partía como jefe de filas y llegó a ser líder en las primeras etapas, cediendo el testigo a “Chomin” Perurena. En principio el papel de Fuente estaba reservado a auxiliar a éstos en la montaña, pero todo saltó por los aires en la etapa de Formigal. Paco Grande (futuro seleccionador nacional) atacó en las estribaciones del Mon Repos y Fuente le siguió. Después, Grande fue incapaz de seguir el ritmo del Tarangu y cedió. Tras una escapada épica y solitaria con minutada al pelotón incluida José Manuel Fuente se llevó la etapa y el maillot amarillo que luciría hasta la última etapa con meta en San Sebastián.

Una semana después de ganar su primera Vuelta El Tarangu se presentó en Venecia para participar en su segundo Giro. Le aguardaba Eddy Merckx, con la mosca tras la oreja y con las etapas pirenaicas del Tour’71 en la memoria. Éste sería el primer gran duelo entre “El Caníbal” y El Tarangu. En el primer sector de la cuarta etapa con final en el alto apenino de Block Haus Fuente realizó una nueva y demoledora exhibición con etapa y liderato en el que batió a Merckx por dos minutos y medio. Tres días después, el campeón belga le devolvió la jugada al Tarangu camino de Catanzaro sacándole cuatro minutos y arrebatándole la maglia rosa. Pero el asturiano no se lo iba a poner nada fácil. Durante la 14ª etapa subiendo Sestrieres Fuente se escapa y Merckx echó mano de la épica en la cima de Bardonecchia para neutralizarle. Con el Giro virtualmente sentenciado, aún tendrá Eddy Merckx un último susto en el larguísimo Stelvio donde Fuente le araña dos minutos. El Caníbal se llevó aquel Giro y Fuente quedó segundo a más de cinco minutos, pero ganó el premio de la montaña y para siempre el corazón de los aficionados italianos por su valentía, entrega y poderío en las etapas de montaña. Hasta entonces nadie había conseguido poner el jaque al belga de aquel modo.

 

Fuente y el furor de los tifossi (1972)
Al año siguiente (1973) Fuente renuncia a la Vuelta para centrarse en Italia y Francia. Corre antes en Suiza, donde logra ser el primer español que consigue la victoria general. El nuevo duelo Merckx-Fuente en el Giro está servido pero El Caníbal se esfuerza en dejar las cosas bien claras desde el principio. Líder de principio a fin de la prueba, su victoria se fraguó en las primeras etapas en las que adquirió un importante colchón de minutos que le protegió de los ataques de Fuente en la montaña. No tan inspirado como en el año anterior de cara a la general, Fuente sí vivió con Merckx un apasionante duelo por el premio de la montaña ganado por el asturiano con un gran golpe final en las cumbres dolomitas llegando a Auronzo di Cadore.

Ocaña y Fuente en el "Tour de los Españoles"
Merckx sería el gran ausente del Tour’73. Fuente no consigue esta vez ganar ninguna etapa y se le escapa el maillot de la montaña por pocos puntos ante Pedro Torres, pero alcanza algo quizás más importante: el podio del Tour. Finaliza tercero, a más de 17 minutos de un incontestable Luis Ocaña y a 1’24’’ de su gran rival en esta ocasión, el local Bernard Thévenet. Ya ha conseguido lo que pocos: subir al podio en las tres grandes vueltas.

1974 sería el gran año de Fuente. En la Vuelta se repite la historia de 1972. El Tarangu realiza una nueva exhibición y vence en Los Ángeles de San Rafael donde llega en solitario. En la siguiente etapa en la misma localidad obtendría el maillot amarillo en lugar de Perurena. La consolidación del triunfo no podía tener un lugar mejor que la propia casa de Fuente. Durante una lluviosa etapa que hizo muy peligrosa la carretera (previa caída en El Padrún), con polémica sobre las órdenes o no-órdenes de equipo con su compañero y a la vez rival Miguel Mari Lasa y ante un público ovetense enfervorizado que le llevó en volandas Fuente ganó en la primera llegada de la Vuelta a la cima del Naranco. Su entrada en meta rodilla alzada en agradecimiento al doctor que se la había operado, se convierte en su imagen más icónica.

Apoteosis en el Naranco (06-05-1974)
Aún así, Fuente habría de sufrir para obtener su segundo triunfo en la general de la Vuelta. Cae camino de Cangas de Onís al día siguiente, donde gana Joaquim Agostinho. El portugués sería su gran amenaza en la postrera crono de San Sebastián, pero Fuente resiste y gana su segunda Vuelta por sólo once segundos de ventaja sobre Agostinho.

Sin solución de continuidad, en el Giro’74 se vivirá la gran apoteosis de El Tarangu. Fuente anuncia que atacará en la cuarta etapa de Pompeya a Sorrento. Cuando la cosa llega a oídos de Merckx y compañía lo interpretan como otra fanfarronada de las suyas, pero dicho y hecho. Ataca subiendo Agerola y se marcha en solitario llegando a disponer de más de dos minutos de ventaja sobre un pelotón que comenzaba a diseminarse en varios grupos. En el descenso del Monte Faito pierde buena parte de su ventaja pero llega en solitario a la ciudad de la costa amalfitana y se viste de rosa. El Monte Carpegna se ve como el escenario ideal para la remontada de Merckx pero vuelve a ser Fuente el vencedor –tras otra etapa épica- con más de un minuto de ventaja sobre El Caníbal. Dos días después, repetición de la jugada para Fuente en la llegada a El Ciocco.

Día de gloria para El Tarangu: podio en Carpegna (1974)


Pundonor de Fuente en Lavaredo (1974)
El Tarangu entusiasma a los aficionados transalpinos con sus acometidas y deja a Merckx a 2’21’’ en la general. Éste recibe muchas críticas y ciertos plumillas le dan ya por acabado. Pero el monstruo belga saca su orgullo y da un zarpazo demoledor en la crono de Forte dei Marmi que neutraliza casi por completo la ventaja de Fuente. Dos días después, la lluvia y el frío que otrora acompañaron a sus hazañas se vuelven contra él y Fuente sufre el desfallecimiento más inoportuno de su carrera en la etapa de San Remo. Llega a ocho minutos de Merckx y pierde de golpe casi todas sus opciones en el Giro en favor del belga. Aún así, El Tarangu no se rinde. En la última semana protagoniza sendas etapas épicas con las que consigue recortar varios minutos en la general. Dos victorias de etapa (Monte Generoso y las Tres Cimas de Lavaredo) y un puñado de segundos más en la meta de Iseo le dejan quinto en la general a 3’22” y con la sensación general de que si el Giro hubiera durado dos o tres etapas más habría conseguido remontar a Merckx. La actitud demostrada en la última semana de este Giro acrecienta su leyenda y le consolida como el héroe de los aficionados italianos de la época junto con el gran Felice Gimondi.

De repente, con 29 años y en su mejor momento profesional, su rendimiento cae en picado. Fuente comienza a sentir grandes dolores sobre su bicicleta. Corre Vuelta y Tour en 1975 pero abandona en ambas competiciones. Sometido a varias pruebas y tras un largo debate médico se concluye que sufre una dolencia renal crónica que le aparta en principio temporalmente de las carreteras. Rota su azarosa relación con el KAS, reaparece efímeramente en las filas de la marca italiana Bianchi durante la temporada 1976 para retirarse definitiva y prematuramente durante la misma por prescripción médica.

Continuó muy vinculado al ciclismo. Dedicado desde su retirada a la dirección de equipo de ciclismo-base, dio su nombre a una marca de bicicletas y abrió un negocio en una céntrica esquina de Oviedo (Martínez Marina con Quintana). También fue comentarista radiofónico con el célebre periodista deportivo José María García (“Don José Manuel Fuente, bueeeenas tardes”) En 1988 asumió la dirección de equipo neoprofesional de la Central Lechera Asturiana “CLAS” [que debía haber sido CLA como hasta entonces, sin aditamentos provincianos. Asturias no es segundo plato de nadie y la historia lo demuestra pero somos especialistas en infravalorarnos, qué vamos a hacerle] cediendo el testigo al año siguiente al ex-campeón de España Juan Fernández.

Fue objeto de un postrero homenaje en 1995. Coincidiendo con la llegada a Oviedo de la Vuelta a España de aquel año se organizó un multitudinario festival con epicentro en el Teatro Campoamor al que acudieron varios de sus más ilustres compañeros de fatigas en su época de esplendor, con Eddy Merckx al frente (fue llamativo ver al “Caníbal” y a otros grandes ciclistas de los setenta reunidos en torno a una mesa firmando autógrafos a granel como cualquier “boy band” de hoy en día).

El 18 de julio de 1996, durante la etapa del Tour que finalizaba en la fronteriza Hendaya, fue anunciado su fallecimiento. En su memoria se observó un minuto de silencio en la salida del día posterior. Curiosamente, la etapa de su último día fue ganada por el holandés Bart Voskamp, ganador de la etapa del Naranco veinte años después de la gesta de Fuente. En su multitudinario funeral en la Catedral de Oviedo destacaba la multitud de coronas de flores enviadas desde Italia, donde había dejado un inolvidable recuerdo. Contaba sólo con cincuenta años de edad.



Siendo todavía un muchachito, allá por 1990, tuve la ocasión de conocerle en su tienda de bicicletas. Sabía en aquel momento que había sido ciclista profesional pero aún no era consciente de su gran relevancia. De aquel encuentro me quedó la imagen de un hombre sencillo y amable y es con las que se quedan quienes le trataron de cerca.

Una placa le recuerda en el Naranco

Videoteca on-line:

Especial José Manuel Fuente en "Conexión Vintage" (Teledeporte-TVE):
Incluye documental y programa sobre la Vuelta de 1974, etapa a etapa (2h32m)

http://www.rtve.es/alacarta/videos/conexion-vintage/conexion-vintage-ciclismo-jose-manuel-fuente-tarangu/3616017/

Recopilatorio "Giro 1974: The Greatest Show On Earth"
https://www.youtube.com/watch?v=WjIAOBdwd0g&list=PLB08B8726837CDC73

Giro 1974 en 5 partes:
https://www.youtube.com/watch?v=PL6wWJrWHuo
https://www.youtube.com/watch?v=kK8rPOTIdnc
https://www.youtube.com/watch?v=_xe0-08uEhY
https://www.youtube.com/watch?v=qXPRPkmkNM4
https://www.youtube.com/watch?v=DL0L0MkT81o

Más vídeos:
https://www.youtube.com/watch?v=ND98t-7wlzI
https://www.youtube.com/watch?v=nLJMgtMpe_I
https://www.youtube.com/watch?v=w3mMeq345zo
https://www.youtube.com/watch?v=Am5xqiDNonU
https://www.youtube.com/watch?v=QAxi96jJRNM
https://www.youtube.com/watch?v=9T_qiZepycE
https://www.youtube.com/watch?v=7-ss7poJuUY
https://www.youtube.com/watch?v=T0sJ-s72asY
https://www.youtube.com/watch?v=ItLLUlWWQ-0


1 comentarios: